Los sentidos de la Roja

Patio de los Arrayanes

“Abrid los ojos y ved” sería la traducción actual del nombre de Comares que bautiza a este Patio. De las estancias más destacadas de la ciudad Palatina con su gran alberca central.

La Roja, así llamada por el color de la tierra de la colina donde se ubica, la sabika, puede ser técnicamente definida como el conjunto hispano-musulman más antiguo y mejor conservado del mundo o como el monumento español más visitado, por delante de otros como el Museo del Prado o La Sagrada Familia, con más de 2 millones de visitas en 2012. Visual y estéticamente, el magnetismo que desprenden los rincones de salones, patios, arcos, cúpulas, techos o fachadas llega a todos y es como mejor puede pormenorizarse. Desde niños con la inocencia del desconocimiento que quedan sorprendidos por la magnitud que presumen les rodea, a adultos sabedores de la trascendencia de cada escondrijo de la ciudad palatina granadina. Para comprender la Alhambra tal y cómo era debemos eliminar la lógica occidental que pervive en nuestras mentes.

¿Pero entendería esta cultura andalusí que estaba realizando arte con la construcción de la Alhambra? Con tres bases principales intentaremos trasmitirle la condición de “única” de la Alhambra. A partir de la luz y sus increíbles vistas, podría decirse que “La construyeron mirando hacia fuera”. Un ejemplo de ello son sus miradores, ya que apreciaban mucho lo que les rodeaba, y por ello las continuas aberturas hacia el exterior. También son el agua y su regalo al oído otra de las formas de transmitir la esencia y paz de este conjunto contruido entre los siglos XIII y XV. Y por último, será el tacto y su indiosincracia del ahora monumento que fue residencia para reyes y sus harenes el que nos trasmita, una maravilla, creada para ser vivida y no visitada, llamada Alhambra. 

inscripciones

Alabanzas a Alá, al Emir o fragmentos del Corán es lo que podemos leer en ese libro abierto que son las paredes de la Alhambra. Estos relieves también portan versos de poetas como Ibn Zamrak e Ibn al-Jatib.

Patio de los leones

Doce son los leones, que junto a la taza, conforman la fuente. En parejas, se distinguen por: nariz, boca, melena y cola. Reciben la llegada de cuatro canalizaciones que aluden a los cuatro ríos del paraíso. Ésto certifica al Patio de los Leones como imagen del paraíso, un jardín rodeado de muros.

Salón de embajadores

Salón de los Embajadores. Esta amplia sala rectangular está rodeada por nueve ventanas que proporcionan la luz a la tenue estancia. Los sultanes jugaban con esa luz, sentándose de espaldas a ella y así deslumbrando a sus invitados.

Arco lobulado

Son repetidos sus miradores, ventanas o arcos que enmarcan de una manera bellísima la ciudad de Granada. Poco les importaba lo que de ellos se pensara, y sus fachadas exteriores, austeras y muy diferentes al interior, es buena muestra de ello.

inscripciones

“Sabrás mi ser si mi hermosura miras” Puede ser que todo sobre la Alhambra esté dicho con este verso de Ibn Zamrak inscrito en sus paredes. Lo más importante es que el verso es pronunciado por la Alhambra. La Alhambra habla.

arco lobulado

No hay arco más identificativo para la arquitectura árabe que el lobulado, como el de la imagen. Los palacios nazaríes están repletos de falsos arcos, sin funciones estructurales sino decorativas. Yeso y madera son sus materiales.

Patio de los Leones

Patio de los Leones. Quizá el más laureado de sus patios, y quizá también uno de los lugares más mágicos que se pueda visitar. Lleva la simetría a su máxima expresión, destacando por sus paños calados que sirve de unión entre columnas, además de sus finos y cilindros fustes.

reflejos

En su mentalidad nómada y temporal, heredada de su vida en el desierto donde nada es perpetuo, se destruían palacios enteros a la llegada de un nuevo rey para así, reconstruirlo al nuevo gusto. En su pensamiento seguro que no estaba que dichas estancias llegaran hasta nuestros días.

canalizaciones

Quienes construyeran la Alhambra también crearon un sistema hidrográfico y de surtimiento de aguas impresionante para el siglo XII gracias al cercano río Darro. Las canalizaciones rodean y atraviesan toda la fortificación, llevando el agua a cada rincón. El agua era un elemento con muchos significados para ellos: simbólico, religioso y tranquilizador.

Alcazaba

“Concebida para la felicidad”. En un contexto de conflicto, guerras y luchas entre religiones, quienes vivieran en la Alhambra consiguieron un lugar donde albergar su felicidad, donde pasar sus días entre la naturaleza que les rodeaba y a la misma vez desarrollarse en un espacio único, a la par de tranquilo y mágico. La Alcazaba era la fortificación que los protegía de insurgencias exteriores.

canalizaciones de El Patio de los Leones

Cuatro son los arroyos que nacen de las salas que rodean a la Fuente de los Leones simbolizando los cuatro ríos del paraíso. Como en toda la Alhambra, el agua tiene un significado especial por la paz que desprende ese sonido del continuo discurrir.

Reflejos

Reflejos de la Alhambra. Las albercas que muchas fachadas tienen posadas a sus pies tienen una intención. Ésta es, además de aportar el frescor a la estancia, jugar con los reflejos. La mística y espiritualidad que desprenden estos lugares son únicos en el Mundo.

Jardines

Los jardines del Generalife. Son un lugar apartado de los Palacios Nazaríes. Lugar para el descanso, la meditación y el paseo. Construidos como Villa Rural, tienen el agua como centro. Su soniquete mientras andas a su alrededor es traducido en paz y tranquilidad para el paseante.

El Partal

El Partal. La proporción áurea ha sido utilizada por artistas en incontables obras de arte. La Alhambra está repleta de ella. Esta proporción hace creaciones perfectas para el ojo humano, dotándolas de una magia especial.

Sierra Nevada

Utilizaban la naturaleza que les rodeaba. Vivían jornadas de cacería, cultivaban los campos y comerciaban con la seda. La vida de la corte del sultanato no se ceñía a los muros de la Alhambra.

Anuncios